Somos el mayor exportador de queso español a China

Somos el mayor exportador de queso español a China

El 95% del queso español que se exportó a China en 2020, incluyendo todas las variedades y denominaciones de origen, procede de nuestras plantas en Castro de Ribeiras de Lea (Lugo). Más de 20 referencias de producto, entre las que destaca el primer y único mascarpone 100% gallego, que han enamorado a consumidores y profesionales de la hostelería y pastelería del país asiático.

Desde hace años llevamos con orgullo la excelencia de los lácteos gallegos por el mundo, estando a día de hoy nuestros quesos crema y mascarpone gallegos presentes en más de 40 países de los 5 continentes. Uno de nuestros mercados clave en los últimos años ha sido sin duda China, donde con constancia y una apuesta clara y decidida por el desarrollo de marca hemos logrado ser el mayor exportador de queso español a China. Así, en los últimos 5 años el 90% de todo el queso español consumido en China fue producido, comercializado y expedido por nosotros.

Daniel Sineiro, director de Desarrollo de Negocio que capitaneó el desembarco de Quescrem en China, explica: “Aunque China no era un país tradicionalmente consumidor de lácteos, identificamos hace varios años algunas tendencias allí que lo hacían un destino ideal para nuestros productos. El creciente gusto por la pastelería, especialmente la europea, el incremento del consumo de lácteos motivado por cambios en el estilo de vida y patrones alimenticios de la población, y el aumento de la renta per cápita de las familias,  han favorecido el desarrollo de mercado para marcas como la nuestra.»

Argyrios Mitsakos, director Comercial responsable actualmente de las ventas en ese mercado, comenta: «Las ventas de queso español en China crecieron un 9% el pasado año, si bien Quescrem superó ampliamente ese crecimiento elevando sus ventas allí un 14%, afianzando aún más si cabe nuestra posición en este país asiático.»

El resultado consolida la tendencia de los últimos años. Así, desde el año 2016, la quesera  lucense ha exportado a China más de 1.600 TM de queso – 330 TM en el pasado ejercicio -, lo que supone un 90% de todo el queso español vendido en el país en este período. De entre la totalidad de referencias comercializadas destaca la gran aceptación del mascarpone de Quescrem, cuyas ventas copan el 50% de todo el queso español distribuido en China.

Fuentes de la Oficina Económica y Comercial de España en Shanghai (OFECOME) destacan la relevancia de este mercado para el sector agroalimentario nacional. “China es el quinto país destino de las exportaciones de España en el sector lácteo, por detrás de otras regiones como Francia, Portugal, Italia o Estados Unidos. Además, cabe señalar que en el pasado año fuertemente marcado por el impacto de la pandemia, fue uno de los países que más aumentó sus importaciones, registrando un crecimiento interanual del  6,5%, lo cual no hace sino evidenciar su potencial de crecimiento aún en situaciones adversas”.

Según explica la OFECOME, las empresas españolas que quieran desarrollar su negocio en China y crecer de manera sostenible deben tener en cuenta tres aspectos clave: “En primer lugar, abordar el mercado planificando una estrategia de acceso y expansión. Es decir, tener clara la hoja de ruta a seguir a corto, medio y largo plazo. En segundo lugar, poseer una importante capacidad de inversión, puesto que los resultados comienzan a verse en el medio plazo. Finalmente, contar con una marca fuerte ya que al tratarse de un mercado altamente competitivo y en constante cambio, el valor de la marca es uno de los pilares diferenciales, especialmente para las empresas extranjeras”.

La presencia de Quescrem en China comprende tanto el mercado minorista como el mayorista. “Nuestros productos gozan de una gran diversificación de canales de venta: industria alimentaria, HORECA,  supermercados físicos y venta online. Contamos, además, con formatos adaptados a las necesidades de cada canal, desde cajas de 10kg para pastelerías y restaurantes hasta envases de 150g para el consumidor final”, explica Argyrios Mitsakos.

Las ventas internacionales de Quescrem supusieron la mitad de la facturación total en 2020, con un incremento del 2,5% respecto al año anterior. Debido a la importancia del mercado chino y su apuesta por seguir creciendo en el país, la compañía fundó a principios de 2020  la Shanghai Innolact Business su filial china con oficina en Shanghai.

Desde la OFECOME señalan la cercanía al cliente y al socio, la empatía y el seguimiento cercano como factores diferenciales en el éxito de las empresas del sector agroalimentario en China. “Desarrollar relaciones comerciales fructíferas en China es una labor que requiere de inversión, constancia, dedicación y tiempo. Anteriormente era posible, si no ideal, llevar a cabo la supervisión comercial realizando viajes al país de manera recurrente, pero estos movimientos se han restringido a causa de la pandemia. Por ello, actualmente es incluso más importante si cabe contar con presencia física en China, con el fin de aumentar las posibilidades de éxito”.

 

* Según datos oficiales del Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX)