El queso crema, mucho más que un queso de untar -

El queso crema, mucho más que un queso de untar

Posiblemente si abriéramos tu nevera encontraríamos como mínimo una tarrina de queso crema en ella. Tal vez tengas diferentes variedades de queso crema y te guste utilizarlo como snack rápido untado en tostadas o con verduras en crudité. Quizás seas una persona apasionada de la repostería y te encante utilizar el queso crema en tartas y elaboraciones dulces. Pero al margen de cómo lo emplees, te has preguntado alguna vez ¿cómo se hace el queso crema y qué ingredientes lleva? Si sientes curiosidad, en este artículo obtendrás las respuestas e iremos un poco más allá, desvelándote todos los usos y posibilidades del queso crema como ingrediente en la cocina.

Empecemos por el principio, ¿qué es el queso crema y de qué está hecho?

Su mismo nombre nos revela ya mucho de su naturaleza, se trata de un queso de textura cremosa y untable, sin corteza. El queso crema entra dentro del grupo dequesos frescos, tiene un color prácticamente blanco y un sabor suave y ligeramente ácido. Es un producto de conservación en frío y para más comodidad su presentación más habitual es en tarrina.

No debemos confundirlo con otros quesos cremosos que también están presentes en el mercado. Es el caso del mascarpone, un queso de sabor ligeramente dulce que se elabora con leche y nata y que tiene un contenido graso superior al del queso crema. Tampoco es comparable con la ricota o requesón que se elabora con suero y leche de vaca y no tiene ese punto ácido del queso crema. Por último, en el supermercado encontramos también queso fresco batido, con una textura cremosa pero menos consistente que el queso crema. También se diferencia en el sabor, manteniendo este último el sabor más lácteo del queso fresco.

¿Son todos los quesos crema iguales? No, no lo son, hay diferencias entre los ingredientes y en la formas de elaboración. Entre los ingredientes de la mayoría de marcas comerciales de queso crema se encuentran la leche, que suele ser de vaca pasteurizada, la nata, conservantes y estabilizantes. El uso de unas materias primas frente a otras dará lugar a queso crema con diferente perfil organoléptico y funcional.

Por ejemplo, nosotros además de leche y nata de primera calidad, utilizamos mazada para hacer queso crema. La mazada es un ingrediente con muy buenas propiedades nutricionales, organolépticas y funcionales. Es decir, al añadir este ingrediente de alto valor biológico, obtenemos un producto con buenas cualidades sensoriales, de sabor y textura a la vez que fórmulas muy estables.

¿Cómo se elabora el auténtico queso crema?

En nuestro proceso de elaboración del queso crema empleamos materias primas de cercanía, lo cual garantiza su frescura y calidad, además de favorecer a nuestro entorno; y cuidamos cada uno de los detalles del procedimiento hasta que el producto final está listo para su distribución. La elaboración de un auténtico queso crema es un proceso sencillo que consta de 5 etapas principales:

Recepción de la materia prima

Cuando la leche, la nata y la mazada llegan a nuestras instalaciones se les realiza un exhaustivo control de calidad antes de descargarla en nuestros depósitos.

Mezcla

Una vez recibidos los ingredientes principales y almacenados en los tanques, se mezclan en diferentes proporciones para conseguir la composición deseada en esta mezcla.

Pasteurización

Después de concentrar aplicamos un tratamiento térmico que garantiza la seguridad alimentaria mientras que mantiene las propiedades organolépticas y nutricionales del producto.

Fermentación

Una vez pasteurizada se añaden los fermentos lácticos ¿cuál es el objetivo? transformar la lactosa presente en la leche en ácido láctico, dando ese toque ácido que da una sensación más fresca y caracteriza el sabor del queso crema. Además, este proceso reduce el pH del producto, haciéndolo más estable.

Concentración

Tras la fermentación concentramos nuevamente para seguir reduciendo la humedad del producto y dándole más consistencia, alcanzando la concentración de nutrientes buscada. Aquí finalizaría la elaboración de un queso crema natural, que estaría listo para envasar.

Aproximadamente 24 horas después de la llegada de las materias primas y el arranque del proceso, tenemos nuestro queso crema envasado y listo para enviar a nuestro clientes tras asegurarnos de que cumple todos los requisitos de calidad, en cuanto a seguridad alimentaria, cualidades organolépticas y propiedades funcionales.

Un ingrediente y cientos de aplicaciones

El queso crema además de poder tomarse en tostadas es un ingrediente culinario muy versátil y prácticamente no existe receta que no pueda adaptarse para incluirlo. Combina bien tanto en aplicaciones saladas como dulces. Vamos a demostrarte que hay mucha vida más allá del sándwich o cualquier snack rápido con queso crema.

Usos del queso crema en repostería dulce y salada

Frosting y rellenos. Sin duda es una de sus aplicaciones estrellas en repostería. El uso del queso crema para hacer coberturas, rellenos y decoración de pasteles y cupcakes consigue un acabado suave y brillante y muy estable, además es muy fácil de preparar y aporta un ligero punto ácido que resulta delicioso.

Cheesecake o tarta de queso. Una elaboración base tan sencilla como el queso crema batido con azúcar y huevo se ha convertido en una de las tartas más famosas del mundo. Hay una infinidad de variedades de tarta de queso, desde la tarta de queso horneada, tarta de queso sin horno, tipo bizcocho, tipo mousse, etc. Algunas tienen nombre y apellido como la New York Cheesecake. Otras han sido imitadas hasta la saciedad como el pastel japonés de queso crema. Su ventaja, cualquiera sin mucha práctica en la cocina puede elaborar una tarta de queso deliciosa con éxito.

Helados Puedes conseguir helados cremosos y suaves utilizando el queso crema como ingrediente principal. Solo o combinado con los sabores de frutas, frutos secos, especias o chocolate resultará espectacular. Su equilibrio entre grasas y proteínas lo hacen una base ideal para la formulación de helados con muy buena textura, cremosos y con un sabor delicioso.

Mousses y espumas. La incorporación del queso crema en este tipo de elaboraciones te permite obtener fórmulas muy estables sin tener que excederte en el uso de gelatinas y otro tipo de espesantes y/o estabilizantes. La calidad del queso crema que utilices redundará también en un óptimo resultado de este tipo de preparaciones.

Usos del queso crema en cocina

Patés. El uso de queso crema en pastas untables o patés nos da todo un abanico de posibilidades para jugar con sabores y texturas. El queso crema no solo nos servirá de aglutinante, sino que nos aportará un sabor que se podrá combinar con infinidad de ingredientes. Nos da la posibilidad de crear patés caseros diferentes para montar sobre rebanadas de pan y sorprender a nuestros invitados con originales aperitivos.

– Masas. El queso crema no solo es un elemento decorativo de pasteles y tartas, también es un excelente ingrediente para añadir a las masas aportando jugosidad y sabor. Sobre todo en elaboraciones saladas, como la focaccia o la Quiche Lorraine,tiene un comportamiento excelente. En masas con huevo como las frittata, la clásica tortilla o los rebozados también aportará un toque diferente evitando que queden secas y sin gracia.

– Relleno de masas. Añade jugosidad y cremosidad a los rellenos de croissants y napolitanas introduciendo el queso crema como uno de los ingredientes principales del relleno que quedará muy sabroso.

Salsas. Tras fundirse, el queso crema se vuelve un ingrediente sedoso y muy maleable, listo para mezclarse con otros componentes como verduras, cítricos, especias y todo aquello que tu imaginación culinaria te dicte. Es un sustituto perfecto de la nata o la mantequilla en todo tipo de salsas para la pasta, acompañamiento de verduras, pescados o carnes, haciendo el plato final un poco más ligero.

Fondue. Este típico plato suizo puede tener muchas versiones, y una de ellas muy rápida y sencilla de elaborar es utilizando queso crema.

Smoothies. Añade a tus batidos de frutas y verduras un poco de queso crema, no solo conseguirás aumentar su cremosidad sino que los enriquecerás desde el punto de vista nutricional.

Después de ver todas las aplicaciones en las que puedes emplear el queso crema como ingrediente, estamos seguros de que vas a comenzar a experimentar y a descubrir muchas más.

Un queso crema para cada paladar y exigencia

Hoy en día existen en el mercado muchas variedades de queso crema que se adaptan a muchos tipos de necesidades diferentes, tanto de los consumidores que compramos los productos en los supermercados, como de los profesionales del foodservice, y de la industria alimentaria.

El queso crema es un ingrediente clave de la industria alimentaria que necesita adaptarse, con características y sabores específicos, ajustándose a cada proceso de producción. En definitiva, la industria alimentaria requiere de un queso crema que aporte valor a sus productos para satisfacer las demandas del consumidor final.

Sensibles a esta necesidad, actualmente ofrecemos una extensa variedad de quesos crema funcionales y de máxima calidad, variedad que iniciamos con nuestro queso crema Natural. A esta fórmula inicial se le unieron pronto variedades como el queso crema Light con un menor porcentaje de materia grasa y un 40 por ciento menos de calorías que un queso crema normal; y la variedad 0 lactosa especial para intolerantes a la lactosa que deseen cuidar sus digestiones. También pensado en la, cada vez mayor, preocupación por la procedencia de los ingredientes de los productos que se consumen, hemos creado la variedad Bio Natural, un queso crema elaborado con leche fresca ecológica de Galicia, libre de OMG y de aditivos artificiales.

Por otro lado, el profesional de la hostelería, restauración y pastelería, requiere productos diferenciados con una mejor funcionalidad para aplicaciones culinarias. En respuesta a esta necesidad, hemos diseñado quesos crema con un alto rendimiento, que soportan diferentes formas de cocinado (incluso la fritura directa o la congelación), fáciles de usar y que reducen las mermas en la cocina. Además de nuestro queso crema Natural, tenemos un queso crema Receta Original de estilo Americano, con una textura y consistencia elevadas. Quescrem Plus, un queso crema pensado para cocinar que combina alta resistencia a las temperaturas extremas de frío/calor y que se dosifica fácilmente sin desperdicio alguno. Yogur Culinario, un yogur pensado para cocinar y con una textura muy consistente y estable, similar a la de un queso crema y que trasladará a todas tus elaboraciones el sabor del yogur. Para facilitar y reducir el tiempo de preparaciones que incluyen quesos y reducir las mermas al descortezar y fundirlos, hemos diseñado un queso crema con Queso Manchego (50 por ciento Queso Manchego DOP) y un Queso crema con Rulo de Cabra, que integra el sabor intenso del rulo tradicional con todas las facilidades del queso crema.

Por último, también atendiendo las demanda del consumidor final de encontrar una diversa selección de productos en el mercado, hemos trabajado por ampliar nuestra familia de quesos crema disponibles para su adquisición directa. Este es el caso de nuestra gama de quesos crema con sabores, en los que encontramos los quesos crema con otro tipo de queso, como el mencionado queso crema con Queso Manchego o con Queso Azul; y los quesos crema con otros ingredientes como el queso crema con Ajo y Finas Hierbas o la variedad Pimienta Rosa. También ofrecemos una variedad de queso crema hecho integramente con Leche de Cabra con todo el sabor y las ventajas nutricionales del queso de cabra en una cómoda tarrina lista para usar.

Y para finalizar, unos recién llegados a la gran familia de quesos crema Quescrem. Dentro de la gama Smart Food tenemos dos productos de queso fresco: Ideal Plancha y +PRO (sin Materia Grasa y Sin Lactosa) y dos variedades de queso crema diferente, el +PRO Light, con mayor porcentaje de proteínas y menos grasa que los quesos crema tradicionales, especial para aquellos que tienen una vida activa y quieren aumentar el consumo de proteínas sin aumentar las grasas en la dieta; el Queso crema Kéfir , el el primer kéfir de untar del mercado que utilizarse directamente como cualquier queso crema o bien en la cocina en múltiples elaboraciones. Está elaborado con fermentos de kéfir muy buenos para la salud digestiva y es un producto 100% natural sin estabilizantes ni conservantes y un alto valor proteico; y los quesos crema de la gama Infantil, el Queso crema Infantil Natural pensado para los pequeños de la casa, enriquecido con hierro y calcio para niños en edad de crecer, y con un sabor que les encanta, y el Queso crema con Chocolate y Avellanas una crema de cacao saludable hecha con ingredientes naturales y llena de sabor, sin aceite de palma y baja en azúcares y grasas.

Para concluir…

Existe una extensa variedad de quesos crema a disposición del consumidor pero no todos son iguales. Aquellos con una composición basada en materias primas de alta calidad, que aporten valor nutricional al producto final, y en los que se cuide cada una de las fases del proceso de elaboración, marcarán sin duda la diferencia de un queso crema excepcional.