Las 6 habilidades del cocinero perfecto -

Las 6 habilidades del cocinero perfecto

¿Qué habilidades dirías que tiene un buen cocinero? Sin duda son muchas y muy variadas. Aunque la perfección no existe, un buen cocinero debe ser no solo un profesional con mucho conocimiento técnico culinario, si no también poseer ciertas capacidades que nosotros hemos recopilado en las 6 habilidades del cocinero perfecto.
Tanto si eres un cocinero que se ha formado en una de las estupendas escuelas de cocina y hostelería de nuestro país , como si eres autodidacta, habrás notado que para superar los retos que encontrarás a lo largo de tu carrera profesional necesitarás ciertas habilidades que sumar a tu formación, pasión y amor por lo que haces.

 

  1. Adaptabilidad

    El cocinero perfecto es flexible y se adapta a la necesidades y peticiones de sus clientes

    Ser adaptativo implica que seas más flexible, tener en cuenta las necesidades dietéticas y gastronómicas de tus clientes y adaptarte y reinventarte a partir de ellas. Además, los clientes actuales son muy diferentes a los de hace décadas, están mejor informados y les influyen las nuevas tendencias sobre gastronomía y sobre nuevas técnicas de cocina. Míralo como algo muy positivo. El hecho de que el público cada vez sepa más exige estar mejorando y adaptándote continuamente y a no estancarte en la profesión.
  2. Constancia

    El cocinero perfecto cuida todos los detalles servicio tras servicio

    La constancia, el esfuerzo y el trabajo diario en la cocina son algunos de los «ingredientes» básicos que todo cocinero debe incorporar a su catálogo de aptitudes. Ningún día es menos importante que otro en la gestión diaria de un servicio de cocina, y en todos ellos el esmero y el cuidado en cada uno de los detalles es esencial. Esta constancia exige un gran compromiso y una verdadera vocación y amor hacía la profesión de cocinero, ya que sin ellos las continuas y largas jornadas que este oficio te requiere serían difíciles de sostener.
  3. Creatividad

    El cocinero perfecto crea platos y experiencias gastronómicas a partir de sus investigaciones

    El proceso creativo en el cocinero es uno de los que más satisfacciones aporta a todos los que compartís esta profesión. Es emocionante ver que lo que en principio puede ser una idea, un sabor o una textura inesperada, puede concluir en un nuevo plato y toda una experiencia gastronómica para tus clientes. Pero ¡cuidado!, la creatividad por sí misma no es nada en este oficio, debe venir acompañada de buenos conocimientos de las técnicas de cocina y de las materias primas con las que trabajas. También es muy práctico que lleves un registro ordenado de la labor creativa y sus evoluciones (notas, imágenes, esbozos…) que sumado a la propia experiencia que irás adquiriendo a lo largo de lo años, te convertirán en todo un creador gastronómico.
  4. Investigación

    El cocinero perfecto se preocupa por conocer las tendencias en gastronomía globales y de su zona

    Profundizar en el conocimiento de nuevas tendencias culinarias, sabores e ingredientes y de las diferentes combinaciones entre ellos, forma parte de tu formación continua a lo largo de tu vida profesional. No pienses que ello te aleja de tu identidad o sello personal en la cocina. Muy al contrario, será una de tus herramientas básicas para actualizarla y darle más carácter propio. Y no olvides que tampoco tendría sentido la investigación gastronómica si te alejaras de la referencia de la gastronomía tradicional y local, ya que el oficio de cocinero implica respetar y conocer los ingredientes de base de la cocina.
  5. Precisión y responsabilidad

    El cocinero perfecto es muy meticuloso en los procesos, teniendo muy en cuenta tiempos y temperaturas de cocción

    El oficio de cocinero requiere de una gran meticulosidad en todas las elaboraciones, desde las más sencillas hasta las más complejas. El dominio de las técnicas de cocina y de los procesos culinarios necesarios en cualquier elaboración son muy importantes en esta profesión. Es necesario que conozcas bien los porcentajes de ingredientes exactos, las temperaturas adecuadas, los tiempos de ejecución en toda elaboración y la seguridad e higiene de cada proceso. Todo ello implica gran responsabilidad por tu parte, ya que el hecho de manejar alimentos que van a ser consumidos por tus clientes lo exige.
  6. Previsión y planificación

    El cocinero perfecto prevé con antelación todas las necesidades de la cocina

    Manejar una cocina profesional es muy complejo por la diversidad de elaboraciones que en ella se desarrollan. Se necesita mucha previsión y planificación para que toda la maquinaria ruede sin problemas. Claramente una sola persona no puede hacerlo todo, por eso se precisa una perfecta organización para coordinar a los diferentes equipos de trabajo y partidas (salsero, entremetier, cuarto frío y pastelería). Salir airoso de tu estreno en la cocina profesional exige que tengas un buen conocimiento de tus tareas asignadas, pero ¡no pierdas de vista al resto del equipo! Es la única manera de anticiparte a posibles problemas o desajustes y responder a todas las necesidades que se planteen en el día a día.

 

Seguro que estas 6 habilidades del cocinero perfecto te ayudarán a lograr tus objetivos profesionales en la cocina, y a superar los retos que en una carrera en hostelería tendrás que afrontar. ¿Tienes estas habilidades? ¿Crees que falta en nuestra lista alguna habilidad imprescindible? No dejes de decirnos.